WINTERMAN II: ABRIGOS

Tras las chaquetas que escogí la semana pasada (aquí), aquí vienen algunos abrigos más largos que también me parecen una buena opción para el invierno, por su versatilidad y por su aporte de estilo:

El abrigo a media pierna

Sin duda, el abrigo a media pierna es una opción muy elegante y abrigada para invierno, y no hay por qué desaprovecharla reservándolo solo para ocasiones especiales. Una de las claves para conseguir looks elegantes pero informales es precisamente la combinación de piezas como un abrigo de corte más formal con unos vaqueros y un jersey normales, o añadiendo un chaleco deportivo.

La trenca
Una pieza muy clásica que me alegro de estar viendo mucho en los chicos por la calle últimamente, porque sienta genial y va con todo. Tradicional de Gran Bretaña y creada hacia 1890, generalmente tiene capucha, bolsillos y sus característicos botones alargados con sus respectivos alamares, aunque se hacen también muchas “reinterpretaciones” hoy en día. Una opción perfecta para el día a día.

La parka 
La opción más sport de todas las de esta selección, no se restringe al verde militar típico, también en azul marino y otros. Perfecta para el fin de semana, puede ser más fina para entretiempo o ir bien forrada para el invierno más duro, y admite todo tipo de looks casual.

El trench

Una prenda demasiado poco explotada por la mayoría según mi punto de vista, y que no tiene por qué restringirse a los días de lluvia, aunque quizá sí se ha quedado algo escasa para las temperaturas de diciembre. En cualquier caso, tanto en azul marino como en beige/camel, es un básico que para mi debería estar en todo armario, tanto de hombre como de mujer.

 
Al final, el abrigo no es más que un básico necesario, pero hay que tener en cuenta que tiene una gran fuerza sobre nuestra imagen, y por lo tanto conviene escoger bien. Es cuestión de probarse varios y encontrar aquel que se ajuste a las necesidades y que a uno le siente mejor, por el largo, por el cuello, por el corte… A tener en cuenta:

· El corte italiano es más estilizado, algo más ajustado y por lo tanto favorece más, sobre todo si no se es muy alto. Pero eso no quiere decir que haya que llevarlo demasiado apretado, pues hace un efecto horrible.
· Escoger el largo apropiado también es importante, según la altura de cada uno. Las chaquetas más cortas de las que hablé la semana pasada (aquí) favorecen a todos, pero cuando se trata de abrigos a media pierna, hay que fijarse bien y no permitir que sean más largos de la cuenta.
· Lo más sencillo es elegir colores discretos, como el negro, el azul marino, la gama del beige-camel-marrón y la de los grises. Materiales como el algodón y la lana son básicos, así como el tweed y la piel aportan un toque de distinción.
· Al igual que ocurre con los zapatos, hay que llevarlo bien limpio y cepillarlo cada poco tiempo para quitar las pelusas que le puedan dejar los jerseys o bufandas, para que no parezca más viejo de lo que es. También hay que procurar que no se arruguen demasiado (por ejemplo, en el coche es mejor quitárselo, aunque el viaje sea corto).
· Hay pequeños trucos para que favorezcan más, como levantarse un poco el cuello (no hay más que ver las cuatro primeras imágenes) o algo tan tonto como procurar colocar bien el cuello de lo que se lleve debajo.

¿Tenéis algún truco propio? ¿Cuál es vuestro tipo de abrigo favorito?
Please follow and like us:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *